Conectate




FILIAL ICF LA HERMOSA

Bendecidos para bendecir


Familias restauradas y decenas de vidas cambiadas es el tremendo resultado del incesante trabajo de la primera filial de la Iglesia Cristiana de la Familia La Hermosa que cumplió 18 años de servicio el pasado 6 de diciembre con importantes logros a destacar en esta gestión.
Cuenta con cuatro Pilares consolidados que han podido coadyuvar en el crecimiento de la membrecía que asciende a 250, quienes ven la gloria de Dios a través de diferentes milagros en sus vidas y familias.
El Pastor René Cuellar junto a su Esposa Yenny Saucedo han sido instrumentos de Dios para que el Pilar de Educación, Evangelismo, Familia y Servicio hoy cuenten con un liderazgo firme. El Pilar de Educación ha impulsado la realización de Seminarios de capacitación e implantación de la Escuela Zeta con nuevos graduados en diferentes niveles.
El Pilar Evangelismo ha realizado varias campañas en plazas, predicación de puerta a puerta, proyección de películas y viajes misioneros con el fin de seguir empapando a las personas del amor de Dios en sus vidas.
En cuanto al Pilar Servicio su apoyo ha sido muy importante para la obra social pues a través de un concurso de proyectos sociales convocado por YPFB Transporte logró obtener la inversión para la instalación hidráulica de todo el terreno y la compra de maquinaria especializada para implementar un taller de costura que ayudará a generar más empleo y mejorar la calidad de vida en la zona.
Su obra misionera es una de las más sobresalientes pues apoyó en la implantación de nuevas obras como 4 de Marzo, San Miguelito y actualmente en Rincón de Palometa, ubicada a 45 kilómetros de Portachuelo, donde asisten 35 personas que ya forman parte de actividades evangelísticas y trabajan en el proyecto de construcción para la nueva iglesia.
El trabajo social es conocido en todos los rincones de la zona pues atienden diariamente a 96 niños con educación, alimentación, valores y principios cristianos que son inculcados con amor y paciencia del equipo pedagógico que apoya desde las 07.30 de la mañana a 05.30 de la tarde. Las educadoras reciben apoyo espiritual permanente pues deben lidiar con situaciones difíciles por las que atraviesan los niños, que provienen en su mayoría de hogares violentos produciéndoles confusión sobre cómo resolver saludablemente cualquier conflicto.
La guardería La Hermosa es ejemplo para el sistema educativo en Santa Cruz por su destacado funcionamiento. Ha sido reconocida en varias oportunidades por la Gobernación como la guardería de ayuda social más sobresaliente y ordenada. Los encargados afirman que todos los esfuerzos son compensados al ver los rostros felices de los niños que son transformados por la palabra de Dios en cada gestión.